ESCALERA PRINCIPAL, PALACIO TRIBUNALES

 

La escalera principal del Palacio de los Tribunales, por lo cual  se accede a la Corte Suprema, es de mármol, y se encuentra enmarcada por un frontón sostenido por dos cariátides esculpidas en piedra por el catalán Antonio Coll y Pi, quien llegó a Chile en 1906, contratado por el gobierno para ser profesor de la Escuela de Artes Decorativas.

El término cariátide se utiliza para designar una estatua-columna femenina. Según cuenta el arquitecto y tratadista romano Marco Vitruvio, dicha denominación tiene su origen histórico en el castigo que los griegos impusieron sobre las mujeres de Caria en el Peloponeso, por haberse aliado dicha ciudad con los persas durante las Guerras Médicas; a los hombres los degollaron y a las mujeres las convirtieron en esclavas, condenándolas a soportar pesadas cargas, y permitiéndole a aquéllas de noble linaje conservar sus trajes largos y sus adornos. Las más famosas cariátides pertenecen al Erecteion, templo de la Acrópolis de Atenas, erigido bajo el mandato de Pericles (s.Va.c.), y fueron esculpidas por Calímacos (discípulo del gran escultor Fidias); en estilo clásico, las figuras rompen la rigidez mediante el contraposto –oposición armónica de las partes del cuerpo- y los ropajes ajustados a la anatomía.

Coll y Pi toma la herencia de la Grecia Clásica, y al incluir la espada de doble filo en las manos de las cariátides –símbolo de la fortaleza de quien imparte justicia y del poder coercitivo de la sentencia- las presenta como alegoría de la Justicia. Podemos encontrar otras cariátides de Coll y Pi en el Museo Nacional de Bellas Artes.

Carolina Seeger Caerols